Psicomotricidad

La psicomotricidad es la relación que se establece entre la actividad psíquica de la mente humana y la capacidad de movimiento o función motriz del cuerpo. Un correcto desarrollo motor es requisito previo para la participación activa del niño en la vida diaria.

Desde Fonemes queremos darle importancia a la mejora de las destrezas motoras de nuestros pequeños para conseguir un buen desarrollo motor en el ámbito de la motricidad fina (actividades manuales) y grafomotricidad (habilidades de escritura), así mismo reforzará su autoestima y su desarrollo.

Necesitas trabajar la psicomotricidad:

  • Si su hijo está terminando la etapa de infantil y no sabe recortar, pegar, rasgar papel...
  • Si al intentar leer algo escrito por su hijo le es incapaz o tiene grandes dificultades para descifrarlo.
  • Si le observa torpeza a la hora de coger o utilizar ciertos objetos como los cubiertos, el lápiz, abrochar botones…
  • Si es incapaz de realizar construcciones con los bloques.
  • Si percibe que se le caen las cosas de las manos constantemente.
  • Si utiliza ambas manos para realizar los trabajos.
  • Si observa que se cae como si no tuviera equilibrio.
  • Si predomina el desorden en su mesa, libretas, juguetes…
  • Si existe una presión excesiva o insuficiente en los colores o lápices al colorear o escribir.
  • Si le supone un gran esfuerzo realizar actividades de simetría, búsqueda de diferencias entre imágenes semejantes...

Principales áreas de intervención:

Dificultades de coordinación visomotora.

Trastorno del Esquema Corporal.

Debilidad Psicomotriz.

Inestabilidad Psicomotriz.

Dispraxia.

Disgrafía.

Otro tipo de patologías donde puede verse afectada la psicomotricidad fina:

Síndrome Down.

Parálisis cerebral.

Retraso mental.

Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH).

Trastornos de la conducta.